¡Consígueme uno grueso hoy! Entró tratando de venderme un arma. Lo sacó y me señaló. ¡Sheesh! Me asusté un poco.