Culeando de perrito, suena rico y duro