Estos pendejos pusieron una cámara oculta dentro de un vestuario público. Para nuestra suerte entra una hermosa chica y se desnuda para cambiarse de ropa y nos regla el mejor espectáculo amateur, un jugoso culo probándose bragas y lencerías.